Aprende a preparar Pechugas de pollo rellenas, paso a paso y super económicas

A pocas personas realmente les gusta la pechuga de pollo, la describen como insípida, seca y aveces dura. Hoy les puedo asegurar que todo está en la preparación, no le tengan miedo a esta magnífica pieza del pollo, les aseguro que conseguir una buena pechuga dorada por fuera y muy jugosa por dentro parecerá juego de niños con esta receta, que además es super económica.

Primero me gustaría hablarles un poco de las verdaderas bondades de la pechuga de pollo, porque es preferible elegirla sobre otras carnes o partes del mismo animal y por último como prepararla adecuadamente.

El primer punto que debo acotar es para aquellas personas que hayan decidido darle una vuelta de 180° a sus vidas, tener una alimentación más saludable y sentirse bien por fuera y por dentro, pues si este es tu caso permíteme decirte que las pechugas del pollo son tu mejor aliado. Hace un tiempo escuche a un entrenador decirle a sus alumnos que esta parte del animal es el pan de los atletas, y en su momento no lo entendí, pero ya hoy conozco todos los beneficios que le brinda al organismo y que además literalmente se puede comer en cualquier hora del día.

Los ingredientes que voy a compartir contigo los daré de manera general, pero cuando vayas a preparar esta receta debes tomar en cuenta cuantas pechugas vas a rellenar para poder adecuar las cantidades.

Ingredientes para pechugas de pollo rellenas

  • 1 pechuga de pollo cortada en milanesas o filetes
  • Queso blanco o mozzarella (en rebanadas finas)
  • Jamón (en rebanadas finas)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 o 2 huevos ligeramente batidos
  • Harina
  • Pan rallado

¿Cómo preparar esta receta?

En primer lugar agarras uno de los filetes de pollo y sasonas con sal y pimienta por ambos lados, lo extiendes sobre una tabla o mesada y colocas una lonja del de queso, luego dos más de jamón y terminas con otra de queso.

Tomas el otro filete y de igual modo salpimientas a tu gusto para colocarlo como tapa superior del paso anterior, es como si fuese un sándwich en donde la pechuga hace el papel de las rebanadas del pan.

Lo agarras con cuidado de que no se desarme, puedes pinchar con un par de mondadientes para mayor seguridad, y lo pasas por harina cubriendo ambos lados.

En ese punto tomás el bowl donde estan los huevos batidos para remojar nuestro sándwich de pechugas, y por último pasamos por el pan rallado, al cual les recomiendo que también condimenten con un poco de sal, pimienta y cualquier otra especia que sea de su agrado, a mi me gusta con un toque de orégano, se los recomiendo.

Cuando ya esta todo armado deben ir a la heladera por 10 minutos aproximadamente, de ese modo el pan rallado no se despegará cuando llegue el momento de la cocción.

Por último se coloca un sartén al fuego con suficiente aceite, dejamos calentar a 180° aproximadamente y freímos las pechugas. Se deben retirar del fuego cuando estén doradas y apoyar en papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

"Por favor, COMPARTE en tu muro de PINTEREST esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!"

Acompaña con papas al horno o al vapor, con ensalada o con lo que más te guste, combinan con todo. ¡Comparte en tus redes sociales!